David y su familia

Buscaban un cambio en su cocina que le diera más vida y a ellos más energía por las mañanas.  

Contactaron con nosotros y empezamos nuestra aventura juntos.

Reformaron su cocina optando por una madera de fresno enmarcada y lacada en color gris perla combinada con encimeras en Silestone Bianco River. Para las paredes se eligió una baldosa porcelánica en blanco con pequeña textura, y para los suelos un porcelánico imitando la madera decapada en color blanco roto. Toda esta combinación confirió un toque rústico con una extraordinaria aportación de calidez gracias al uso de tonos claros combinados con la iluminación natural que recibe la estancia.