Antonia y Jordi

Quería conseguir un espacio que aportase luminosidad y energía a la cocina para disfrutarla junto a sus seres queridos.

Contactaron con nosotros y empezamos nuestra aventura juntos.

Optaron por una cocina realizada en blanco mate con un toque de madera en muebles altos, altillo sobre el frigorífico y barra en acabado Roble Seda Gris y con encimera y revestimiento de pared en Dekton Kelya aportando un bonito carácter y acabado al espacio completo. Distribuida en un lineal para zona de cocción y aguas, otro lineal para zona de columnas y una isla central de trabajo en la que compartir un aperitivo y una copa para estos amantes del buen vino.