Josep Maria y Anna Maria

Querían un cambio no solo en su vivienda sino algo que les diera paso a un nuevo estilo de vida. 

Contactaron con nosotros y empezamos nuestra aventura juntos.

Reformaron el salón, la cocina y la terraza, creando espacios más amplios y cómodos para toda la familia, permitiendo la entrada de luz natural para crear una sensación de calidez en su hogar. Para la cocina y salón se eligieron muebles en blanco sin tiradores combinados con encimera y revestimiento de pared en porcelánico blanco, aportando una gran sensación de luminosidad y serenidad para contrastar con la típica "volta catalana" que se ha mantenido. Esto ha aportado carácter a esta vivienda rústica del casco antiguo de la localidad de Palafrugell.