Lluïsa y Jordi

Querían realizar una reforma completa en este apartamento de playa y conseguir con ello un espacio acogedor y que invite crear mil y un recuerdos.

Contactaron con nosotros y empezamos nuestra aventura juntos.

Eligieron un  mobiliario en blanco con encimera laminada en color roble gris retro, consiguiendo una bonita combinación que armoniza perfectamente con el resto del espacio, destacando el suelo laminado en acabado Roble Decapé. Para el baño principal se combinó con baldosas en beige claro y beige intenso, y se ha colocado mobiliario en acabado roble silvestre. Las paredes del baño de cortesía se han vestido con una elegante baldosa en tono azul aguamarina evocando así a la bonita cala de Calella de Palafrugell en la que se sitúa este bonito apartamento.